miércoles , 25 mayo 2022
Inicio - Mutxamel Actual - La lluvia no puede con ‘El Vell i la Vella’, una tradición que continúa viva en Mutxamel

La lluvia no puede con ‘El Vell i la Vella’, una tradición que continúa viva en Mutxamel

Esta escena de ninots tradicionales, que se monta el cuarto miércoles de Cuaresma, nos recuerda que hay renovarse y desprenderse de lo viejo

La lluvia no ha podido con ‘El Vell i la Vella’. A pesar del temporal, esta peculiar pareja de viejecitos ha hecho bueno el refrán de que “a mal tiempo, buena cara”. Como todos los cuartos miércoles de Cuaresma, los ninots del Vell i la Vella han estado todo el día de hoy, 23 de marzo, disfrutando de su almuerzo, un almorçaret típic compuesto por dos huevos, una ñora frita, sardinas saladas, olivas y habas tiernas de Mutxamel. Como ha ocurrido en los últimos años, la escena se ha montado en la casa de ‘El Saboner i El Castanyo’, en la calle La Séquia, 34, de Mutxamel, aunque esta vez los ha puesto a refugio, en una zona protegida de la lluvia.

El alcalde, Sebastián Cañadas, acompañado por el concejal de Infraestructuras, José Antonio Bermejo, ha acudido a felicitar a Vicent ‘El Saboner’, un mutxameler muy implicado en que no se pierdan las tradiciones y costumbres del municipio. De buena mañana, viendo que el día no estaba despejado, Vicent ha instalado esta escena al aire libre, pero en un lugar cubierto. De este modo, la lluvia no ha sido problema para que esta pareja de ancianos, con la compañía de su gato, haya recibido visitas todo el día de vecinos del municipio que siguen cumpliendo con la tradición.

En concreto, El Vell i la Vella’ son dos muñecos viejecitos que, en mitad de la Cuaresma, recuerdan a todos que hay que desprenderse de lo viejo y renovarse de cara a la inminente llegada de la Semana Santa y la posterior Pascua. Es, precisamente, la Pascua una fecha importante para Mutxamel, un pueblo tradicionalmente agrícola, donde arrancan los mejores tiempos para la cosecha.

Estos viejecitos están sentados tras una mesa, donde degustan un menú austero y sencillo, pero muy suculento. Vestidos de negro, con boina y pañuelo en la cabeza, y rodeados de manjares de la Huerta, son un elemento indispensable en las tradiciones de Mutxamel. Fue la familia de Antonio Alberola, ‘Tonet Camissó’ y Manuela Vargas quienes decidieron recuperarla y para ello contaron con la ayuda del artista Francisco Bernabeu, ‘El Pintoret’. Ellos realizaron los muñecos que actualmente se exponen, gracias al trabajo de Vicent ‘El Saboner’. El propio Vicent no recordaba, en muchos años, que la lluvia haya acompañado a ‘El Vell i la Vella’. Ya tienen una experiencia más que contar estos felices ancianitos

Puedes ver también...

Mutxamel oferta para el curso 2022/23 ocho ciclos de Formación Profesional entre sus dos institutos de secundaria

El periodo de admisión, que se debe realizar de forma telemática a través de la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *