jueves , 23 mayo 2019
Inicio - Sant Joan Actual - OPINIÓN. «Necesidades de asistencia primaria en Sant Joan: ¿Legislatura perdida?»

OPINIÓN. «Necesidades de asistencia primaria en Sant Joan: ¿Legislatura perdida?»

La Coordinadora de Ciudadanos Sant Joan, Julia Parra, hace balance de la situación actual de la asistencia sanitaria primaria en Sant Joan y su evolución a lo largo de la legislatura que se acerca a concluir

Hace unos días, repasando con uno de los equipos de nuestra agrupación que estaba trabajando en la preparación de propuestas para el programa electoral de las próximas elecciones municipales de mayo, pude recopilar uno de mis primeros artículos de octubre de 2015, cuando la legislatura que ahora se aproxima a su final llevaba tan sólo unos
meses de andadura, y yo acababa de asumir mis responsabilidades como coordinadora de la agrupación de Cs Sant Joan. En este artículo repasaba la situación de la asistencia sanitaria primaria en nuestro municipio, con las carencias que a nuestro entender existían y que nos habían trasladado los vecinos.

Hacíamos un repaso sobre multitud de carencias, con especial hincapié en el deficiente estado de nuestro obsoleto centro de salud, con servicios muy precarios como los de rehabilitación, falta de personal, deficientes accesos, escasas plazas de parking o pobre desinsectación. Destacábamos también como especialmente grave la carencia en un municipio de más de 23.000 habitantes como Sant Joan de un Punto de Atención Continuado (PAC), hecho que obligaba a nuestros vecinos a tener que acudir a Mutxamel a partir de las 15 horas, o acabar en las urgencias del Hospital de Sant Joan en casos que por su gravedad podían ser perfectamente atendidos como urgencia ambulatoria.

A día de hoy, una vez se aproxima esta legislatura a su conclusión, y llega el momento de hacer balance, no podemos por desgracia decir que la realidad de la asistencia sanitaria primaria de la que disfrutan nuestros vecinos de Sant Joan haya mejorado, sino que en algunos aspectos incluso ha empeorado. En lo referente al “nuevo” centro de salud, todos sabemos cuál es la situación, después de años intentando que el Consell dotara de financiación la construcción
de un nuevo centro de salud que sustituyera al actual con más de 33 años de funcionamiento, y para el cual incluso el Ayuntamiento había cedido terrenos en una ubicación mucho más idónea que la actual, en febrero de 2017 recibimos el jarro de agua fría de que todo se reduciría a una ampliación del actual ambulatorio. En aquel momento, la entonces consejera, Carmen Monto, comprometió la licitación de esta insuficiente obra para marzo de 2017 y el comienzo de las obras para principios de 2018. Sin embargo, no fue hasta principios del pasado 2018 cuando se licitaron las obras con más de un año de retraso y sin que todavía hayan comenzado. Y todo ello en un centro con una presión asistencial de las más altas de toda la provincia, en donde cada facultativo tiene que atender a muchos más de los 1.500 pacientes recomendados como límite máximo.

Respecto al punto de atención continuada de 24 horas (PAC), no sólo seguimos siendo la única población de más de 20.000 habitantes de nuestra comarca que carece de él desde hace 15 años, sino que además desde el pasado 15 de enero ni siquiera se atienden urgencias en nuestro ambulatoria a partir de las 15 horas, incluidas las urgencias pediátricas. Ahora, nuestros vecinos, además de en horario nocturno, tienen que acudir al centro de salud de Mutxamel a partir de esta hora, en el cual tampoco existen urgencias pediátricas. La consecuencia lógica es la presión sobre las urgencias del Hospital de Sant Joan, donde terminan acudiendo muchos pacientes con patologías que deberían subsanarse en atención primaria.

El hecho de carecer del punto de atención continuada de 24 horas además inhabilita nuestro municipio para exigir la existencia de al menos una oficina de farmacia de urgencias como se establece en la Ley 7/2006, de 9 de junio, de la Generalitat. Quiero también destacar otra de las carencias que más nos preocupa en materia de asistencia sanitaria en nuestro municipio, como es la enfermera escolar, que llevamos reclamando toda la legislatura.
Actualmente, los niños y jóvenes que conforman la comunidad escolar enfrentan nuevos problemas de salud de difícil abordaje sin la participación de profesionales especializados de la salud. Las niñas y niños con diversos problemas de salud crónicos como asma, diabetes, determinadas alergias o procesos epilépticos, tienen una difícil
integración sin la participación de profesionales de salud especializados que atiendan periódicamente sus necesidades específicas y tutelen su correcta y completa integración.

A estas y otras patologías hay que sumar diversos problemas muy habituales entre los niños y adolescentes, como los trastornos alimenticios, la obesidad infantil, consumo de drogas, crecimiento del número de embarazos no deseados o de las enfermedades e infecciones de transmisión sexual. Todos estos problemas deben ser abordados en el
día a día de los centros por enfermeras/os, y no por docentes, que no están adecuadamente preparados para afrontarlos. Lejos de avanzarse en la dotación de al menos una enfermera escolar especializada para todos los centros de educación primaria y secundaria tanto públicos como concertados de nuestro municipio, nos hemos encontrado con la aberrante RESOLUCIÓN de 13 de junio de 2018, de la Conselleria de Educación y de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, por la que se dictan instrucciones y orientaciones de atención sanitaria específica en centros educativos para regular la atención sanitaria al alumnado con problemas de salud crónica en horario escolar, la atención a las urgencias, así como la administración de medicamentos y la existencia de botiquines en los centros escolares, merced a la cual la atención sanitaria de los alumnos recae en el personal docente en vez de en el personal sanitario capacitado y cualificado.

Por desgracia, la pregunta que planteaba en el principio de este artículo creo que tiene una respuesta clara: podemos decir que, a efectos prácticos, esta ha sido una legislatura absolutamente perdida para la asistencia sanitaria primaria de nuestro municipio, con escasos avances que se reducen a vacías declaraciones de intenciones y promesas, e incluso retrocesos en temas de especial relevancia.

 

 

JULIA PARRA
COORDINADORA AGRUPACIÓN DE CIUDADANOS SANT JOAN D’ALACANT

Puedes ver también...

El PSOE de Sant Joan apuesta por la llegada del TRAM

El área de movilidad consiguió que Sant Joan fuera incluido como municipio preferente en el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *